Categorías

A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Qué queremos

MANIFIESTO “MOVIMIENTO 15 DE MAYO. CÓRDOBA”

El día 15 de mayo de 2011 salieron a las calles de nuestro país decenas de miles de
personas. Las manifestaciones fueron convocadas fundamentalmente a través de
internet mediante la plataforma “¡Democracia Real Ya!”, a la que se adhirieron cientos
de organizaciones. Se trató de una rebelión pacífica, una lucha no violenta por la
defensa de la democracia. Al acabar las manifestaciones, se convocaron
espontáneamente acampadas para continuar con las reivindicaciones y alimentar el
movimiento iniciado. Los desalojos de Madrid y Granada intensificaron el movimiento
de los indignados/as, que se echaron a la calle con más fuerza aún: las acampadas se
multiplicaron a nivel nacional e internacional.

El movimiento llamado del “15 de Mayo”, que trata ahora de ir definiendo su andadura,
ha sido la expresión generalizada de la toma de conciencia por parte de un buen
sector de la ciudadanía: el sistema democrático que dice representarnos, creado
durante el proceso de la Transición y materializado en la Constitución de 1978, no
constituye verdaderamente una democracia pues ha ido perdiendo, paulatinamente, su
capacidad de representación. Es un sistema político que defiende un sistema
económico desigual e injusto y que genera corrupción. Éste es un movimiento
ciudadano que aspira a conseguir un mundo justo y a terminar con las actuales
desigualdades de los sistemas político y económico.

Somos un movimiento crítico, autónomo e independiente constituido al margen de
partidos políticos, sindicatos y confesiones religiosas, y actuamos bajo los principios
de libertad, igualdad, solidaridad y justicia social.

El funcionamiento interno del movimiento es asambleario y está abierto a la
participación de cualquier persona que lo desee. La adopción de decisiones se hace
mediante la participación directa de todas las personas que se identifiquen con
este movimiento y con total transparencia y basándose en el consenso. Nuestro
objetivo no es constituirnos como partido político, porque aspiramos a construir un
movimiento social amplio y verdaderamente democrático. El movimiento pretende
trabajar a través de acciones ciudadanas, siempre con métodos pacíficos.

Nuestros principios son los siguientes:

– El modelo económico debe basarse en la redistribución equitativa de la riqueza
generada por una actividad humana en condiciones óptimas y dignas, y no en las
leyes del mercado capitalista.

– El rechazo al modelo de desarrollo actual, basado en un crecimiento económico
insostenible, ya que provoca la depredación y el deterioro del medio ambiente.
Optamos por un modelo de desarrollo sostenible que satisfaga nuestras necesidades
fundamentales y permita la redistribución de los recursos naturales.

– La oposición al modelo que privilegia el rol masculino como principal actor/productor
económico y político, ninguneando el trabajo que se ha venido desarrollado
generalmente por mujeres.

– La política debe ser la función social que administre los recursos de todas las
personas en beneficio de todas y de cada una.

– Los poderes públicos y los partidos políticos deberán tener como objetivo
absolutamente prioritario la promoción integral de la vida humana.

-La reivindicación en la calle como lugar legítimo para ejercer la política.
Por todo esto, el movimiento “15 de Mayo” entiende como sus objetivos estratégicos:

– El avance hacia una asamblea constituyente, que redacte las bases de una nueva
Constitución.

– La defensa y promoción de los derechos humanos sociales, económicos y culturales.

– La construcción de la democracia real y participativa.

– La lucha por un sistema económico alternativo al actual, en el que todo ser humano
sin excepción sea considerado un fin y no un medio.

Finalmente, los objetivos inmediatos del movimiento, que no excluyen a los anteriores, son:

1- La reforma de la ley electoral.

2- La abolición de los privilegios de la clase política durante y después de su mandato
y la denuncia de la corrupción.

3- La denuncia contra los abusos producidos por el sistema económico vigente y la
realización de acciones contra éstos como:

– La lucha por el derecho de toda persona a un trabajo digno y vocacional.

– La exigencia del verdadero derecho de todas las personas a una vivienda digna.

– La demanda de unos servicios públicos de calidad, especialmente en sanidad y educación.

– La necesidad de gestión pública de las entidades bancarias y grandes fortunas con
vistas a la redistribución equitativa de su patrimonio.

– La lucha por las libertades ciudadanas y la democracia participativa.

– La transparencia en la gestión de los recursos públicos y reducción de los gastos militares.